Chapas Electromagnéticas y Controles de Acceso

Los electroimanes en conjunto con los controles de acceso ayudan a restringir el acceso a lugares especiales, quedando sólo las personas autorizadas con la posibilidad de tener acceso.


Los electroimanes tienen hasta 1200lbs de capacidad y cuentan con retardador de apertura y batería de respaldo, para con esto mantener bajo cualquier circunstancia cerrado el acceso. Complementando a los electroimanes se encuentran los controles de acceso que van desde la apertura remota (vía celular) hasta tarjetas o lectoras dactilares.


En conjunto estas dos soluciones brindan la seguridad que se requiere para almacenar casi cualquier cosa bajo las mas estrictas normas de calidad y seguridad.